SARDINIA

Sardinia es el nombre latino de la isla del Mediterráneo a la cual nosotros llamamos Cerdeña.

Comoquiera que tal nombre es el que usan los anglosajones, algunos críticos han dado en suponer que el hispanohablante que dice Sardinia en lugar de Cerdeña incurre en anglicismo reprobable.

Pero la Academia se encarga de desvanecer tal sospecha, pues ofrece en su CORDE citas de escritores antiguos que prueban que nosotros siempre hemos dicho también Sardinia.

Así, por ejemplo, copiamos aquí estas de la obra de Gabriel de Toro Tesoro de misericordia divina y humana [1548]:

    «Y en Atenas había un lugar llamado Pritaneo, como colegio de pobres honrados, en el cual daban alimentos a todos los que habían servido a la república. A los jubilados notorio es que les daban alimentos o haciendas en que viviesen a la vejez. Y en Sardinia escribe Vitruvio que hicieron un colegio de viejos en los palacios del rey Creso para descanso y recreación de los ancianos».

    «Y no solamente daban alimentos perpetuos a los jubilados; pero aun a los que salían vencedores en los juegos y fiestas, después de haberlos coronado con gloria y regocijos grandes, dice Vitruvio que los volvían los griegos en carros triunfales a sus patrias, dándoles alimentos perpetuos la república. Colegios avía de jubilados, como cuenta Vitruvio que le tenían los de Sardinia».


Y hallamos Sardinia en estas otras citas de la traducción de los libros de Historia natural de los animales, de Plinio [1599], traducción que hizo Jerónimo de Huerta:

    «Los egipcios hallaron el tejer; los lidos, teñir las lanas en Sardinia; Closter, hijo de Aracnes, el uso para hilar las lanas; Aracnes, el lino y las redes; Nicias Magarense, el arte de lavar los paños; Boencio, el coser».

    «Los lobos son animales tan comunes que en todas partes se crían, excepto en Sardinia y en el monte Olimpo y en la isla de Creta, donde refiere Aristóteles —aunque fabulosamente— que no nacen osos ni lobos ni víboras ni otro animal venenoso por haber nacido allí Júpiter».

    «El musmón, aunque algunos entendieron ser un asno pequeño que llaman sardo, lo más cierto y verdadero es ser un animal bastardo, hijo de cabra y carnero, como nuestro autor escribe, a quien sigue Alberto; y lo mesmo confirma Estrabón, el cual dice que en Sardinia y Córcega se crían carneros que en lugar de lana tienen el pelo de cabra y que los llaman musmones. Éstos y la ofiana son una mesma cosa, porque son animales particulares de Sardinia, menores que ciervos y de pelo grueso como la cabra, y con cuernos como carnero…».


Y emplea Sardinia también varias veces Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán en El cautiverio feliz [1673]:

    «… que, aunque los antiguos romanos hallaron a la isla Tiburtina por de tan buen cielo y constelación que juzgaron que sus habitadores se hacían eternos, y de la isla Sardinia, al contrario, porque los que en ella entraban todos perecieron, dijo Marcial que cuando la muerte se embravecía, era lo propio la una que la otra: “Nullo fata loco possis escludere;/ cum mors venerit, in medio Tibure Sardinia est” (“si te viene a ejecutar/ la muerte en plazo cumplido,/ aunque estés favorecido/ del Tiburtino lugar,/ no te puede aprovechar/ su saludable terreno/ porque es el mesmo veneno/ que en Sardinia se contrata;/ y, si aquí por malo mata,/ lo propio hace allá por bueno”).
    Dijo el gran maestro Francisco de Mendoza de esta isla Sardinia y de la Tiburtinia que no se distinguía la una de la otra cuando la muerte llegaba embravecida, porque no hay lugar seguro para ella: la ciudad más saludable y la plaza más amena es igual su ciclo y constelación a esta isla Sardinia».



REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. [Fecha de la consulta: 6 de enero de 2021]

Entradas recomendadas

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies